27 jun. 2012

Leyendo con una tablet

Estamos pasando por un momento de patética controversia en lo que a precios de libros se refiere. Sin entrar en demasiados detalles porque no es mi propósito ponerme a destripar el "modelo de negocio" actual, se pueden sacar dos conclusiones bien claras: El precio de ciertos libros se ha convertido claramente en abusivo e incluso ya lo empezaba a ser dos o tres años atrás; y los libreros de toda la vida van a tener que ponerse las pilas con los intermediarios que son quienes están haciendo realmente daño al negocio al imponer estas condiciones. Frente a todo esto, el consumidor y lector es el que paga literalmente los platos rotos, y en estos tiempos de crisis los bolsillos ya no están tan llenos como antes, por lo que hay que mirar alternativas, como el libro electrónico. Pero no solo eso, el libro electrónico, los tablets e incluso los móviles, tienen ciertas ventajas a la hora de seguir disfrutando de la lectura que no se pueden negar.

Hace un mes comentaba mi experiencia usando un tablet desde hace un año. La lectura es una de las funciones que más aprovecho, no solo de libros sino que últimamente la estoy utilizando incluso para coger apuntes y estudiar. Ya incluso antes de tenerla, con un HTC Wildfire, mi primera toma de contacto con el mundo de Android, hacía mis pinitos con e-books descubriendo que la cosa tiene potencial. ¿Pirateo? No voy a hablar de piratería aquí, siento si decepciono a quienes usan este pretexto para seguir cobrando 35 € por un libro en rústica. Voy a hablar de mi experiencia, de mi opinión.

Peso y Manejabilidad
El día que empecé realmente a leer ebooks llegando incluso a dejar en la estantería libros que tengo comprados en favor de su versión electrónica, llevaba dos semanas con la espalda destrozada por el trabajo y me costaba coger postura incluso para sujetar un libro de 500 páginas. La tableta es en comparación algo más pesada, pero muchísimo más fina. Se puede sujetar con una mano, apoyarla en el regazo, posarla en un atril, dejarla encima de la mesa sin tener que colocar algo encima para que las páginas no se cierren, y si queremos no hace falta ni pasar página ya que lo hace automáticamente o con un comando de voz. Diría que 10" es algo grande para libros convencionales... Pero para libros de rol y con buena resolución es perfecta. Si solo leyese en "rústica" con una de 7 u 8 estaría incluso más cómodo.

Pantalla
Uno de los argumentos de los detractores de las pantallas TFT y similares. Yo debo decir que desde los tiempos de mi PDA Dell Axim X51v a hoy la cosa ha cambiado una barbaridad. Ni las pantallas son tan dañinas, ni tienen brillo fijo: El sensor de luz se adapta a la luz ambiental, nunca tendremos exceso o defecto de brillo. Esto para mi es importante: He llegado a darme cuenta de que muchas veces leo los libros normales con poca luz después de comprobar que con la tableta nunca tengo problemas de nitidez. Y leer con poca luz es malísimo para la vista. Por otro lado, tener que andar encendiendo la luz de la habitación, buscando postura para usar un flexo y demás, es algo de lo que no siempre dispongo, sobretodo si me pilla de viaje. Así que podría decir que gracias a esto puedo leer en más sitios, y que mis ojos están de momento perfectamente, gracias.

Espacio
Es muy simple: El espacio en mi casa no es infinito y ha llegado un momento en que no me caben muchos más libros. Y no veo por que debo deshacerme de ellos para comprar otros, aunque los he donado y regalado de vez en cuando. En una tarjeta microSD caben miles de libros... Que nunca voy a tener tantos, pero es que se pueden meter más cosas en una microSD aparte de libros. En cualquier caso, puedo tener muchísimos más de los que podría tener en casa o en una biblioteca, y si algún lumbrera me dice que en la vida llegaré a leer tantos... Es que este señor ni me conoce a mi, ni conoce a los clientes que han dejado de comprarle.

Ajustable
Puedo cambiar el tamaño de la letra, hacer que una voz me lea el libro, que me pase página solo. ¿Es antinatural? Que se lo digan a personas con discapacidades físicas que gracias a esto pueden leer un libro sin que sea un drama. El día de mañana y al paso que vamos con las "medidas naturales" que se quieren adoptar en sanidad, creo que voy a agradecer poner las letras del libro bien grandes y cambiar el fondo a algo de mejor contraste para seguir haciendo lo que me gusta, que además es cultura, conocimiento, sabiduría, etc.

Libros Aquí y Ahora
Me gustaba darme una vuelta por las librerías, mirar estanterías, llevarme de cuando en cuando un libro para casa... Hasta que ir a la capital en tren se convirtió en algo más caro que hacerlo en coche y no digamos ya en moto. En suma, pedir un libro por correo me salía más barato que ir a comprarlo, hasta que el libro tuvo un precio en que directamente me salía mejor comprarlo en formato electrónico porque no tengo que pagar ni gastos de envío para que me lo traigan, ni gastos de desplazamiento para ir a comprarlo yo. Solo me tengo que pasar por la tienda virtual, aprovechar de las ofertas puntuales y si me apetece, comprarlo.

No todo iban a ser ventajas claro. Hay que cargar la batería, a veces se cuelgan, son más frágiles... Pero no por ello hay que negar lo que son capaces de hacer. Otro día me pondré a reseñar algunos programitas para leer bien y a gusto.

Dicho esto, que ganas tengo de que pase ya esta semana para meterme a leer algo en serio, que tengo mono...

21 jun. 2012

El suplemento perfecto

Llevo ya unas semanas desenganchado del rol. Tranquilos, no es nada permanente y de cuando en cuando sigo trabajando en cosas. Pero necesitaba desconectar y dedicarme a otras cosas. Por otro lado, llevo tres semanas muy ajetreadas en las que mi escaso tiempo libre lo estoy dedicando a matar unos cuantos bichos a Diablo 2 después del desencanto sufrido con el 3. Pero eso es otra historia. La de hoy, es la de que una vez más el subconsciente me ha "hablado", con un sueño muy peculiar: He encontrado el suplemento perfecto, de ensueño valga la redundancia.

Un amigo, gurpsero de pies a cabeza, me entregaba un libro en mano traído directamente de Estados Unidos, precio incalculable, edición limitada. Una joya vamos. Lo de gurpsero es importante porque aunque no llego a ver para que juego es, tiene toda la pinta de ser GURPS, lo que tendría lógica porque considero sus suplementos de lo mejorcito.

Es un libro de ciencia-ficción, pero casi parece más un tomo engalando de una revista tipo Challenge, porque no tiene una ambientación concreta, sino retazos de cosas variadas. Las tapas son en cartoné y las páginas de un papel grueso con una maquetación minimalista pero elegante, donde las imágenes han sido creadas por ordenador e incluso llegan a estar inspiradas directamente en videojuegos del gremio como Imperium Galactica, Master of Orion, Aces of the Galaxy o Homeworld. Y precisamente, dos de los puntos fuertes del libro son dos campañas/sandboxes:

Uno sobre una colonia pionera muy muy hi-tech, un enclave estratégico de algún gobierno, corporación o algo así. Precisamente, esta idea ya la he masticado muchas veces para una partida de ciencia-ficción, pero los settings "tradicionales" por llamarlos de alguna manera, se me quedan algo cortos tecnológicamente para hacerla.

Otro, sobre una campaña militar, una guerra interestelar con mapas, despliegues de tropas, sistemas clave, objetivos, bandos detallados... Si salían imágenes de Imperium Galactica o Master of Orion os podéis imaginar por donde van los tiros. Y es que, una guerra de grandes proporciones, 100% bélica, crítica, razonada y no un cuento de hadas, es algo que también busco hacer.

Luego me he despertado con ganas de echarle un ojo a algunos números que tengo de la Challenge y pensando si existen hoy en día revistas, ezines o algo similar dedicados exclusivamente a la ciencia-ficción de altos vuelos. Es algo que pienso investigar en cuanto disponga de tiempo libre, pero cualquier información es bien recibida.

¿Y vosotros? ¿Alguno ha encontrado ya el suplemento perfecto? ;)

13 jun. 2012

Sistemas: Fuzion

Fuzion es un sistema de reglas que nace de mezclar mecánicas y conceptos de dos sistemas de reglas: Interlock y HERO System. R. Talsorian Games y Hero Games respectivamente, se unieron en un equipo de diseño "independiente" llamado Fuzion Labs Group, y hacia 1997 comenzaron a lanzarse juegos de rol basados en la versión 4.4.3 del mismo. Entre los más famosos se podrían destacar Bubblegum Crisis Megatokyo 2033 RPG, Armored Trooper VOTOMS, Sengoku, Alien, Victoriana o el infame Cyberpunk V3. Por otro lado, el manual de reglas básico se ha ofrecido siempre de forma gratuita en PDF, y a precio de costo en sus ediciones impresas. Se ha llegado a avanzar hasta una supuesta versión 5.1, pero parece que solo se emplea en juegos comerciales, quedando abiertas al público la 5.02 y la anteriormente citada 4.4.3. Fuzion tuvo durante algún tiempo una popularidad enorme. Se publicaron muchos juegos gratuitos hechos por aficionados utilizando este sistema, y una miriada de suplementos. Entre los más relevantes destaca la serie Atomik, con información para hacer casi de todo. Se podían obtener de forma gratuita en Meta-Earth, web que aun existe, pero desconozco si los libros se pueden conseguir aun.

El por que del nombre es obvio: Fusión entre dos sistemas de reglas. La impresión que produce Fuzion es la de un Interlock dopado con elementos procedentes de HERO System. Posee un cierto nivel de personalización incluso en mecánicas de juego para que los que vienen de uno u otro sistema no lo encuentren raro, lo cual genera una serie de efectos adicionales que no siempre compensan en aras de la comodidad. En mi reseña, lo voy a comparar sobretodo con Interlock, ya que solo conozco HERO System por encima.

Emplea Atributos, Habilidades, Ventajas, Desventajas y Dones; además de disponer de tablas de vida pasada. Los atributos se miden en una escala de 1 a 10, pero a diferencia de Interlock donde el valor promedio es de 5-6, en Fuzion una persona normal tendrá atributos de 2-3. Con las habilidades sucede lo mismo, pero los baremos son más parecidos a Interlock. El resto de rasgos tienen sus propias escalas. Los dados empleados dependen de la anterior personalización de la que hablaba: El sistema está diseñado para jugarse enteramente con d6, utilizando 3d6 para resolver las acciones. Pero también se pueden resolver utilizando 1d10, en cuyo caso se recomienda utilizar una tabla de dificultades ligeramente retocada que viene con el manual.


La creación de personajes puede hacerse enteramente por puntos o de forma semi-aleatoria, determinando los atributos al azar y tirando en las tablas de vida pasada. Habilidades y otros rasgos solo aceptan la inversión de puntos, por lo que el sistema permite diseñar personajes a medida, pero también la posibilidad de dejarlo al azar cuando uno no está inspirado respecto a que personaje llevar. No hay clases de personaje, pero muchos juegos incorporan plantillas o arquetipos de ejemplo. Existen atributos secundarios que se calculan a partir de los principales: Son unos cuantos, pero no es obligatorio usarlos todos, dependiendo de la ambientación y sus características el que estén presentes o no. El proceso final es bastante ágil, aunque no resulta tan rápido como en Interlock.

La resolución de acciones estándar es:

3d6 o 1d10 + Atributo + Habilidad +/- Modificadores
vs
Dificultad o Tirada Enfrentada

Si igualamos o superamos la dificultad, tendremos éxito. La lista de dificultades se amplía con respecto a Interlock, especialmente porque Fuzion está mejor adaptado para cubrir niveles épicos, teniendo valores a la altura de las circunstancias. El juego de dados empleado para las acciones provoca comportamientos distintos: Con 3d6 tendremos una campana de Gauss con unos valores promedio entre 9 y 11 como habituales, mientras que si usamos 1d10 las probabilidades son iguales para sacar 1 que 10.

El sistema de combate intenta mejorar los problemas de realismo de Interlock, y aunque en algunas cosas se nota mejoría, en general viene a ser más de lo mismo. Básicamente, el atacar a un objetivo a más de 50-100 metros sin disponer de miras adecuadas, ojos de halcón, ciberópticos full HD o cualquier cosa que nos permita distinguirlo con nitidez y tener el pulso adecuado para apuntar, hará que la dificultad de la tirada sea alta, independientemente del alcance máximo del arma. Es algo bastante lógico, pero salvo que nos vayamos a por suplementos dedicados de armas, lo que precisamente falla es recrear esos datos necesarios para hacer que no sea lo mismo apuntar una pistola que un rifle a 100 metros. Apenas si hay valores de precisión, (como en Interlock), pero no son lo mismo. Se mejora la parte de las ráfagas y de buenas a primeras, se soluciona en gran medida la descompensación entre daño y blindaje que había en algunos juegos de Interlock, pero...

Pero la cosa se joroba en cuanto meten los Kills de por medio. Para quien no lo conozca, los Kills o Puntos de Impacto en la traducción castiza, son los valores de daño que se manejan en la escala vehicular de Mekton Z. Son valores fijos, no se tiran dados, pero se pueden escalar a daño humano de forma que 1 Kill son 25 puntos de daño o una tirada de 5d10. Son valores fáciles de manejar que en Fuzion se cargan para conservar el uso exclusivo de los d6 en las tiradas de daño: 1 Kill para daño de ataques son 14d6, el daño máximo que se puede obtener de esta forma son 84 puntos. Por contra, 1 Kill para protección contra el daño son 50 puntos fijos, quedando los valores descompensados.


Ahora imaginaros el engorro de cálculos que produce diseñar un vehículo con Fuzion, puesto que la solución "oficial" consiste en emplear un método ultra-básico con los costes adaptados a Fuzion, y para todo lo demás tirar directamente de Mekton Z haciendo la conversión. Lo más sorprendente es que dos de los mejores juegos publicados con este sistema son de mechas, (Bubblegum Crisis y Armored Trooper VOTOMS), y que sus diseños están muy bien hechos y planteados. Tanto que al jugar con ellos y mientras no queramos crear los nuestros propios, no tendremos más problema que usar 14d6 si a algún lumbrera se le ocurre calcular los efectos de un rifle gauss de 20 mm en un cuerpo humano...

No hay reglas concretas de magia o superpoderes, pero si conversiones procedentes de HERO System. Tampoco reglamentos de hacking o tecnologías varias. En vez de eso, salieron en su momento los Atomik: Estos suplementos gratuitos eran lo que le daba a Fuzion una potencia y versatilidad tremendas. Libros de armas, implantes, coches, reglas de combate alternativas, alienígenas, magia, poderes, mods... Había de todo y muy bien hecho. La parte del combate por ejemplo, se podía modificar de manera totalmente modular empleando toda clase de reglas alternativas para calcular el daño, hacer combates muy peliculeros, deathmatch, miniaturas, etc.

Fuzion fue el primer sistema genérico con el que me atreví, llevaría unos 4 años jugando cuando lo utilicé para hacer mis pinitos con partidas en el universo de Half-Life y luego para Matrix. Había también conversiones a unas cuantas cosas que me gustaban, como el universo de Appleseed o el de Alien: El Alien Fuzion de Serenity Dawn Spaceport es sencillamente el más completo juego de rol sobre este universo que he conocido. Si lo he dejado de usar es porque con el tiempo y la experiencia que he ganado con los años, logro hacer lo mismo con Interlock sin complicarme la vida. Y es que como se ve, son dos sistemas muy similares, medianamente compatibles entre si, cada uno con sus puntos fuertes y débiles. Pero no lo he deshechado, ya que si volviese a Bubblegum Crisis o Armored Trooper VOTOMS no me molestaría en cambiar el sistema: Precisamente la familiaridad con Interlock hace que sea fácil cogerle el truco.

4 jun. 2012

Las redes móviles del futuro

Llevas el ciberterminal en el bolsillo, preparado para entrar en acción. Conectado a tus gafas de realidad aumentada, la Red a tu alcance las 24 horas del día,  información inimaginable en tiempo real a una orden subvocal. Caminas mientras escuchas música, actualizas tu estado en las redes sociales, ves los vídeos de actualidad en youtube y el navegador que te lleva libre de atropellos por esa acera que cruzas a diario completamente absorto en eso que llaman "realidad".

Te conectas a una realidad virtual, de algún universo MMORPG que has comprado en una tienda on-line y pagado con las credenciales de autenticación de tu móvil. Llamas a los colegas: Grabas un mensaje de voz para que se pasen a jugar y lo mandas con un moderno programa de mensajería utilizando tu conexión de datos mientras te tumbas en el sofá dando la orden a tu cocina de que te prepare un zumo fresquito, al aire acondicionado para que mantenga la temperatura a 20º, a las persianas para que se cierren ligeramente bajando el nivel de luz, y al timbre de tu puerta para que no te moleste ninguna llamada inoportuna.

POR FAVOR CONECTE EL CARGADOR
Le queda menos del 15% de batería

Cuatro de tus colegas se apuntan mientras cargas el juego y lanzas tu avatar. El asistente robot te trae el zumo y la casa se aclimata a tus gustos. Terminas de ponerte cómodo cuando tu campo de visión se ve inundado por un bonito paisaje virtual, si no fueses consciente de que es un videojuego, no sabrías que no es real. Veinte años para esperar esto, que maravilla, que...

BEEP! BEEP!

A los especialistas en marketing de nuevas tecnologías se les llena la boca pensando en las infinitas posibilidades que nos puede brindar la movilidad unida a la electrónica e informática en el futuro; son cosas que cualquier geek, cualquier persona adepta de la ciencia-ficción imagina por si misma.

Pero no vamos a llegar a ninguna parte mientras una puñetera batería de móvil dure 10 horas con el aparatito guardado en el bolsillo, no vamos a conseguir esa "libertad" si tenemos que ir con un cargador a cuestas todo el día para colgarnos de un enchufe en cualquier sitio, como yonkis de la electricidad a los que no les queda otro remedio. Unos por necesidad, otros porque son adictos de verdad.

Leí una vez a alguien en un blog que un smartphone es como tener un Ferrari, si no le sacas partido, mejor que te compres algo más sencillo. Pero al menos ese Ferrari tiene un depósito grande, ajustado a su consumo, y gasolineras cada pocos kilómetros para llenarlo. Al fin y al cabo, su único medio es la carretera, que está habilitada para que circulen coches por ella. El móvil llega según los publicistas y según la experiencia personal, a todas partes. Y en "todas partes" no hay enchufes, es imposible. Pero podemos recordar como hace unos años había prodigios que aguantaban una semana antes de cargar, un sueño hecho realidad. Ahora tengo suerte si mi móvil llega al final del día posado tranquilamente encima de la mesa, con su pantalla apagada y todas las conexiones en espera excepto la de telefonía.

Así que, me voy a atrever a soñar... Por encima de esa conectividad, de ese poder de controlarlo todo con la voz y el pensamiento... Me voy a atrever a soñar con una fuente de energía libre de ataduras.