31 ene. 2017

El séptimo año


Esta es una entrada rara, con un regustillo un poco amargo. Y no debería, pues al fin y al cabo se trata de un cumpleaños, puesto que en este día hace siete años, empecé la escritura de Crónicas de Taslar. Y hace unas semanas he estado apunto de dejarlo. Pero aun sigo aquí. Es como digo, un sentimiento raro.

Como hay quien aun me pregunta si esto se va a terminar pues... algún día tendrá que acabarse igual que todo, pero no será hoy. Ya lo expliqué en la entrada de Las Cataratas de Reichenbach. La verdad es que después de todo ese jaleo he seguido analizando las cosas y he llegado a la conclusión de que he dejado de preocuparme por cifras, plazos y contenidos.

Pero la verdad es que no he sido el único que ha entrado este año 2017 preguntándose tanto por experiencias propias como ajenas, que narices está pasando con el binomio blogs + redes sociales. Y no solo por Google, sus cambios y su nueva interfaz para G+ plagada de fallos, sino que empiezan a leerse también quejas y comentarios sobre Facebook (que a mi me pillan lejanos porque no la uso). Hay quien dice que el paradigma va a volver a los foros, y gente que dice que los foros están muertos. Yo creo simplemente que ya llega un día en que todo el mundo acaba hasta las narices y se harta de inventos y reinventos.

Pero en fin. No preocuparse. Esa es la ley.

5 comentarios:

  1. Felicidades y a ver si Google plus nos deja de marear.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades y a escribir, que nosotros ya leeremos. :)

    ResponderEliminar