7 jul. 2017

Elite Brothers-In-Law

Como saben vuesas mercedes, de cuando en cuando suelo publicar por aquí algunas de mis experiencias con ese culto videojuego llamado Elite Dangerous. Sí: Ese juego que va cuesta abajo sin frenos, en el que ya no se cumplen los CGs ni con plazos de dos semanas, y en el que por cada hora de diversión frenética tienes veinte de esperas interminables. Mi dinámica con él pasa por varias semanas de inactividad para conectarme de pronto y salir a dar una vuelta. A ver que pasa. Y últimamente están pasando muchas cosas interesantes. Pero... Al final he visto la luz, y mucho me temo que no está en los eventos mainstream.


Bueno, no voy a adelantar acontecimientos. Empecemos desde el principio: Si este artículo tiene el nombre que tiene, (traducción del spanglish para los no angloparlantes: Cuñaos de Élite), es porque desde el Caso Salami Salomé se ha montado un revuelo de tres pares de cojones con un nivel de cuñadismo alarmante en el que lo peor de todo es que posiblemente haya más verdad de lo que nos creemos. Y esto no ha dejado indiferente a nadie, más cuando después de esto, los Thargoids se han empezado a manifestar como esporas en todas partes, aunque sin pasar de ser un fenómeno "War TV".

Política y Más Política
¿Y que fue esto del Salami? Pues un evento masivo in-game en el cual una senadora del imperio alias Salomé, iba a sacar a la luz pruebas irrefutables sobre la existencia de una conspiración masiva en torno a los Thargoids / Guardians, los dos alienígenas que parecen estar jodiendo la marrana en la galaxia. Pero claro, los conspiradores no querían que esto saliese a la luz, así que el evento fue algo tan sencillo como que Drew Wagar, escritor de las novelas oficiales de la saga, iba a tomar el control de la Comandante Salomé durante su viaje épico hacia la verdad... o la muerte. Los afines a ella la intentarían proteger, y los que no, a cargársela. En función de lo que ocurriese, Wagar escribiría la próxima novela reflejando el destino final de Salomé.

Sin entrar en muchos detalles, Salomé murió a manos de Harry Potter, y hubo una polémica tremenda porque Potter es un piloto del SDC, un grupo conocido por su afición de dispararle a todo y provocar el caos, (cosa que no me parece mal porque empieza a ser un puto rollo que la única forma tolerada de jugar sea de legal bueno) y que formaba parte de su escolta, preguntándose la gente como narices había llegado hasta ese lugar. Pero lo peor es que aun muerta, su mensaje llegó porque los jugadores de XBOX recuperaron una cápsula de salvamento que NUNCA se eyectó cuando Harry Potter destruyó el Clipper de Salomé. Y luego no han faltado polémicas con la saturación premeditada de instancias, el elitismo de la PAC, etc, etc.

Después de esto, han sido desvelados varios mensajes de Salomé activados por un dead man switch, incitando a promover el caos por toda la galaxia para desenmascarar a los conspiradores. Guay: Por fin algo de lucha descarnada en una galaxia en guerra donde nunca hay guerra. Y aquí es donde nos encontramos ahora: Con ciertas iniciativas que apuntan a una mayor libertad de acción para los jugadores en un juego que ha sido condenado repetidas veces por no cumplir con su lema publicitario: ¿Por que vas a ser recordado?

La primera de estas iniciativas es The Onionhead, un periódico encargado de darle la vuelta a todas las noticias de la Galnet para poner en evidencia esta conspiración. Buena parte de sus afrentas van hacia la Sirius Corporation, cuyo CEO Li Yong-Rui ha pasado a ser considerado el hijo bastardo de Sheev Palpatine y Peter Weyland. Y no sin razón porque de repente la gente se ha dado cuenta de que esta megacorporación que tenía sistemas enteros en su propiedad pagados a golpe de talonario, (o sobres, vaya usté a saber), da muy mal rollito. De que era co-propietaria de las dos corporaciones vinculadas al desarrollo de naves de guerra para los Feds e Imperiales (Core Dynamics y Gutamaya respectivamente), y de que todos los conflictos entre ambas les beneficiaba siempre si o si. De que eran como un partido de derechas e izquierdas a la vez, la encarnación del diablo y la hostia bendita. De pronto, todos quieren ir a por la Sirius.

La reacción no se ha hecho esperar con la creación de una operación llamada Asalto a la Corporación Sirio. Hay una mezcla de resentimiento por los permisos de sistema con todo el lore de la susodicha corporación en el que el objetivo es reducir la influencia de esta corporación a la mínima expresión. Y para ello, lo que se va a hacer es boicotear sus operaciones en Sirio, Procyon, Sothis y Ceos de forma que aquellos jugadores que quieran obtener acceso al Profesor Palín, no puedan hacerlo. ¿Y quien es este tal Palin? Pues aparte del ingeniero más difícil de desbloquear del juego, un señor que lleva investigando el fenómeno alienígena de forma independiente desde hace mucho, y que ahora se ve envuelto en todo este politiqueo más para mal que para bien.

Finalmente tenemos otra iniciativa gorda llamada Deus Ex Machina cuyo objetivo es, ¿obedecer a la propagación del caos de Salomé? ¿Tirar con balas de plata contra la falta de libertad de los jugadores? No está muy claro, aunque sus pretensiones pasan por atacar facciones y corporaciones dentro del juego, cosa que será más de roleo que de efecto práctico ya que necesitarían una acción continua durante mucho mucho tiempo para que se dejase notar. Y eso suponiendo que no vengan desde arriba y lo deshagan todo con el botón del modo dios.

¿Y donde estamos ahora?
Pues en una situación en la que creo que por primera vez la pérdida de jugadores es tan palpable y masiva, que yo creo que hasta los propios creadores han tirado la toalla. Ya en el E3 comunicaron que su intención para la próxima gran expansión era mejorar cosas que ya están en el juego... Lo cual no tiene ningún sentido porque ya has pagado por ellas. Peor aun: Se quiere pasar a un modelo de microtransacciones, lo que lleva a hacerme la siguiente pregunta: ¿Tengo que pagar por un jodido parche? ¿Y si no lo meto que pasa? La verdad es que huele a que no tenían nada preparado para contestar, porque ni siquiera parece que estén haciendo la próxima expansión. A los bugs se le suman ahora exploits que se "castigan" con baneos de 30 días por abusar de ellos, cuando resulta que hacía tiempo que se conocían pero no se había hecho nada por compensarlos.

Esta pérdida se nota principalmente en los Community Goals. Antes, un CG duraba como máximo una semana, pero era habitual que se completase en 3-4 días por la participación masiva de la gente, que podía superar las 30.000 personas con facilidad. A día de hoy es raro pasar de 6.000 y es mucho más habitual encontrarte con cifras alrededor de los 3.000 que no llegan a completar los CG en esos siete días de plazo.

También se nota en que muchas facciones de jugadores están abandonadas a su suerte, y el orden que impusieron en su día, es ahora un caos de guerras civiles, hambrunas y delincuencia difíciles de solventar, porque las limitaciones y continuos cambios en el BGS le han quitado potencia para hacerlo por si solo.

Y por último, se nota en que todas estas iniciativas que menciono arriba, son mucha palabrería pero poca acción. Hace unos días me interesaba por Deus Ex Machina y me encontraba con que buscaban grupos grandes y no jugadores individuales para dar golpes más contundentes. Señores, yo llevo apoyando facciones de forma independiente desde hace mucho, y lo hago porque me aburre estar todo el rato haciendo lo mismo una y otra vez. Suena a "queremos hacer algo grande pero no tenemos gente y lo que buscamos es hacer ruido". Curiosamente, a raiz de DEM me encontré con otra iniciativa llamada The Committee cuyo objetivo era recabar datos de inteligencia sobre todas estas acciones.

Iniciativa que en otras circunstancias me habría llamado enormemente la atención, pero que después de lo que he visto estos dos últimos días, me ha dejado totalmente frío. Entras a jugar en abierto y no hay nadie. ¿Que clase de "inteligencia" vas a recabar si NO HAY NADIE? Las iniciativas se van a los grupos privados para no tener oposición directa, sino a través de la manipulación del BGS. Parece que a los jugadores de Elite Dangerous no les va la salsilla de enfrentarse a otros jugadores porque no son capaces de ver que hay más cosas que liarse a tortas. Solo unos pocos se dan cuenta de ello, y visto lo visto, acaban siendo baneados en los foros por predicar en favor de que los jugadores se organicen y hagan cosas a lo grande.

En definitiva, creo que todas estas grandes iniciativas de estos últimos días no van a llegar a ninguna parte. La Sirius Corp sigue campando a sus anchas como si nada, y no veo que la realidad se esté viniendo abajo por los dichosos alienígenas. Por lo que a mi respecta, en el modo solitario he descubierto desde hace tiempo, que es la única forma de poder jugar con libertad absoluta y ser lo que quieras ser. Vuelvo por lo tanto a mi roleplay personal y sus historias en el Sector Alrai y Tucanae. Que es lo mismo que decir, que toda la trama de los alienígenas y la conspiración cada vez me llaman menos la atención porque entre que es un evento televisado (y que algunos dicen incluso amañado) y que no se obtienen resultados palpables al interactuar con él, mejor me dedico a hacer algo útil...

PD
¿Sabéis que es lo que más me jode de todo esto? Que entre el lore oficial y el montado por los jugadores, este juego tiene un trasfondo impresionante que está siendo desaprovechado cosa mala. La idea de hacer con él una campaña de rol es algo que me ha rondado por la cabeza más de una vez, y algún día creo que acabaré haciéndolo. Algún día...

2 comentarios:

  1. Yo todo lo que sé de este juego te lo leo a ti, y la verdad es que me divierto mucho viendo las movidas que se montan. Me recuerdan a mis tiempos de jugón de eRepublik, donde lo más divertido era discutir en los foros y formar parte de facciones que se organizaban vía IRC.

    Al final lo mejor de estos juegos era interactuar con otras personas, pero si es cierto que exige que la empresa que lo lleva actúe con habilidad... y justicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo analizo como rolero y veo que es un juego con mucho trasfondo y un sandbox bestial en el que fallan las reglas a la hora de reflejar esa interpretación y esas decisiones tomadas dentro del juego. Convierten el PVP en una pelea rollo Street Fighter más que en una parte más de rolear facciones y oposiciones, y hacen que el juego solo sea del gusto de los que quieren el mismo juego de hace 30 años pero con mejores gráficos.

      Cuando empecé recuerdo que tuve una época de trifulcas con jugadores que apoyaban a la Federación en los intentos de conquistar Liaedin, (un sistema imperial en espacio federal... una especie de Malta en la 2ª Guerra Mundial). Bloqueaban el tráfico, te perseguían cuando intentabas pasar, a veces morías, a veces lograbas llegar... Me encantaba. Incluso me olvidé de farmear para tener naves más potentes porque el juego era divertido así.

      Ahora ya es que nadie se mete conmigo... Y no porque sea el matón más fuerte del barrio, sino porque yo no soy duelista, soy un correo/contrabandista a muerte. Y a día de hoy, ser incerceptado por otro jugador no supone ningún riesgo, porque escapar es increiblemente fácil. Así que vuelo solo siempre, tanto cuando hay otros jugadores como cuando no.

      Decir que es triste lo de este juego, es decir poco :(

      Eliminar