29 mar. 2016

CdB Engine Last War


Semana Santa. Esa época del año en la que desde hace no se ni cuanto acostumbro a reunirme con un grupo de intrépidos roleros con una sola misión: Dormir poco, jugar mucho y reír con ganas. En la de este año hemos hecho unas cuantas partidas que han abarcado desde intercambios de balas amistosos en Omertá hasta la invasión Chandra de las 3000 viviendas, pasando por cosas más fantásticas como La Marca del Este, Stormbringer o Mouse Guard (esta última dirigida por un servidor).

Fue también una semana rolera patrocinada involuntariamente por el señor John Carpenter. Porque si yo anunciaba a mis amigos que iba a hacer una partida de Last War inspirada en la película Fantasmas de Marte de este señor, otro amigo nos sorprendía llevando una partida de La Cosa que resultó ser la mar de divertida.

Es la primera vez en bastante tiempo que preparo algo de Last War. No se puede decir que haya tenido el juego aparcado hasta ahora, pero si que es cierto que he tenido ciertas dificultades para llevarlo a la mesa y buena parte de ellas han sido por culpa del sistema. O mejor dicho, la pila de sistemas que he probado sin que ninguno me diese buenos resultados excepto el CdB original, así que por extensión lo que he hecho ha sido empezar a adaptarlo para CdB Engine.

La partida en si, aun por bautizar, ha estado inspirada en dos fuentes:

Doom 3 tiene una historia digna de un buen thriller de terror, independientemente de que te guste como FPS o no, (nota del viciado del autor: con BFG Edition gana mucho y aun más con Resurrection of Evil). La verdad es que siempre he querido hacer una partida de rol de ella, y en un principio pensé en hacerla como historia independiente o para Walküre, pero mientras le daba vueltas me di cuenta de que podría ser perfecta para Last War, ampliando además la parte de ambientación del sistema solar, de la cual tengo muchísimas notas pero de la que no puse apenas nada en el básico.

La otra fuente es Fantasmas de Marte de John Carpenter, la cual aporta una dosis de acción y terror adicionales. En este caso la inspiración no es tan profunda como la anterior, pero para evitar que cualquiera que se haya jugado Doom 3 o visto la película desenmascare la trama nada más empezar, he mezclado cosas y añadido otras de cosecha propia.

El resultado es que aunque abreviamos mucho, sobretodo en los combates, salió una partida más que digna. Quedaron muchas cosas que descubrir en el tintero, digamos que una especie de "side-quests" que podrían haberse investigado. Pero el tiempo del que disponíamos era el que era, y ciertamente estuvo muy bien.

Tengo la intención de escribir la aventura y ponerla para descarga algún día de estos, porque creo que merece la pena compartirla. Incluso se podría hacer un juego de rol en vivo con algunos retoques, aunque esto por ahora queda fuera de mis planes.

20 mar. 2016

Cuatro meses y una campaña... de Cyberpunk

Muerto, abandonado... Son algunas de las palabras con las que alguna gente me ha descrito la situación de mi blog a lo largo de este último año. Siempre me he resistido a decir que el blog estaba muerto porque la cosa resultaba un poco más compleja. Siempre he preferido decir que me estaba tomando un descanso, porque cuando no tienes nada que escribir es mejor esperar a tener algo que contar. Y a mi se me habían acabado las ideas, tal cual. O mejor dicho: Entre las pocas ganas de escribir que tenía, que habían sido reemplazadas por ganas de hacer otras cosas, figuraban cosas que no eran lo más apto para un blog como este.

Una de las razones de esto es la falta de constancia para jugar a rol que tenía. Soy una persona a la que le da pereza preparar o hacer algo de rol si luego no se cuando lo voy a jugar. Es que me llega a deprimir incluso. Hay quien con una sesión de 12 horas cada mes o dos meses va tirando, pero yo soy más de la opinión de que es mejor ir poco a poco pero manteniendo el ritmo. Sin prisa pero sin pausa como suele decirse. El problema es estar demasiado arraigado a las fórmulas tradicionales para jugar. Y con esto no me refiero a pasarse por hangout, sino a pensar que no se puede hacer de otra forma distinta.

Hace unos meses, allá por diciembre, un amigo me hablaba de que estaban creando una nueva asociación en Vallecas. Uno de los propósitos era conseguir reunirse para jugar entre semana, algo que a mi y a mi señora nos venía de perlas. Al cabo de un tiempo nacía +Bukaneros del Rol y allá que nos fuimos con la intención de quedar para pasar el rato los jueves por la tarde.

Y ha dado sus frutos. Después de un par de tropiezos con esta gripe zombie que nos ha dejado One World estos últimos meses, un servidor ha conseguido empezar una campaña de Cyberpunk 2020. Al ritmo que vamos la cosa va para largo... quizá unos meses. Pero habiendo esa constancia de la que hablaba antes no me importa tomármelo con paciencia e intercalarla algún que otro viernes con algo distinto.

¿Pathfinder? La calle da su propio uso a las cosas. Es el estilo cyberpunk

Además, todo ello ha sido aliciente también para retomar viejas ideas que siempre me han impulsado a hacer algo distinto con el juego. Estaba ya un poco aburrido de historias callejeras y aburrido también de no llegar a aplicar reglas avanzadas con las que la calidad del juego mejora mucho. Así que... nos hemos ido al espacio.

La historia que jugamos está basada en la del suplemento Deep Space, pero le he añadido cosas de cosecha propia, incluyendo -ejem- cosas de Jovian Chronicles. No en vano, estuve a puntito de hacer campaña de Jovian Chronicles MKZ en vez de CP2020, pero decidí ceñirme a mi idea original de que los personajes fuesen miembros de la policía secreta encargada de proteger Crystal Palace del terrorismo y otros asuntos importantes, como el fuego cruzado corporativo.


Si esto sigue así, tal vez otro día me plantee la de Jovian Chronicles. Aunque ahora mismo entre todos los que rondamos por allí hay demasiadas ideas atractivas flotando en el aire como para que sea difícil decidir que hacer :)